Será el Puente de ARENEROS el primero que alterará las condiciones del cauce.

Construido para facilitar el acarreo de áridos desde la margen izquierda, lugar de extracción, a la utopista en construcción, fue abandonado a la conclusión de la misma.

Dicho puente, construido con muy bajo gálibo, suponía un peligro ante la existencia de posibles crecidas. La falta de mantenimiento, ocasionó su deterioro progresivo.

Construido junto con una gran playa de trabajo, las tierras acumuladas para realizar una pista que posibilitara el paso de máquinas y proceder a la inca de los pilares, fueron la causa y consecuencia de la pérdida de caudal; la tierra nunca fue retirada, las distintas crecidas ordinarias laminaron los depósitos, generando una pérdida de capacidad de caudal. Esta actuación se repetirá en todos los puentes construidos en el tramo urbano, con excepción del Puente de La Unión.

Dichas tierras laminadas por el fondo del río se constituyen a su vez en una barrera para los distintos aportes, que de modo natural realiza el río. Estos aportes son retenidos con un efecto cuña que se extenderá aguas arriba de la barrera artificial provocando una cota nueva sobre su precedente.

Esta cota alzada sobre el fondo del cauce, tiene similares consecuencias aguas debajo de dicha barrera. Al ser acumulaciones de materiales rodados, tiene el efecto de extensión mediante sedimentación de los arrastres naturales. Esto, dentro de los ciclos naturales, provoca la extensión de la nueva cota aguas abajo. El efecto de pérdida de capacidad de la caja ha comenzado un proceso que solo corrientes excepcionales modificará.

En la actualidad, la playa construida ha sido naturalizada por la dinámica del río. La pérdida de capacidad de la caja del río después de 38/40 años es apreciable, el puente fue demolido a mediados los 80 y sus tableros depositados en la margen derecha. La naturaleza no a logrado integrarlos.

Fotografías tomadas en los días de demolición del PUENTE ARENEOS

Anuncios