Los arrastres colisionan con los vertidos de hormigón que “escurrieron” de la construcción del Puente de La Unión. Este puente se construyo mediante “Tablero continuo” con hormigón que no puede secar para no ocasionar puntos de fractura. Esta construcción vertía diariamente hormigón al río, construyendo una cinta en el fondo del cauce.

Comienzo de las obras, la invasión del río en la construcción de este puente se redujo en gran medida por el sistema adoptado.

Pero el hormigón fue vertido de modo continuo; su sobrante en le proceso de relleno del encofrado en los cuatro tramos fue derramado a modo de cinta en el lecho del cauce. En esa cinta, se detuvieron gran cantidad de los arrastres de la Huerva. Estamos de nuevo, ante otra causa con un mismo efecto, la elevación del fondo del río y la pérdida de capacidad de caja.

Anuncios