El transporte fluvial por el Ebro será el primero en España en ser completamente sostenible
Todos los barcos de gran capacidad que circulen por el Ebro durante la Expo funcionarán con energía solar. De esta manera, el transporte fluvial por Zaragoza se convertirá en el primero de toda España que sea completamente sostenible. Durante la Expo se transportarán 350.000 personas y el billete costará 12 euros ida y vuelta.

Zaragoza.- El transporte fluvial de la Expo será completamente sostenible y se convertirá así en el primero de estas características de toda España. Los cinco barcos de gran capacidad, que circularán por el río durante la muestra internacional, podrán transportar a un total de 350.000 personas a un precio de 12 euros ida y vuelta. Con la energía solar se ahorrará además 43.000 kilos de CO2 que dejará de vertiese a la atmósfera. Después de la Expo está previsto que los usuarios de los barcos lleguen a los 100.000 anuales. Este transporte estará gestionado por la empresa Turismo Ebro Fluvial, creada al efecto y que tiene la concesión por 25 años.

En un recorrido de 30 minutos los barcos recorrerán, el cauce del río desde la Expo hasta el azud del Ebro que se está construyendo en Vadorrey y donde estaré el embarcadero principal. El último de los edificios en estar finalizado será el del Club Náutico que previsiblemente se acabará en abril del año que viene. Será también en esos meses cuando los primeros barcos estarán haciendo pruebas para llegar a la Expo con todo rodado.

Para el director general de Operaciones y Contenidos de la Expo, Jerónimo Blasco, éste ha sido “uno de los grandes retos de la Expo. Todo es un gran reto, pero hacer navegable el Ebro era bastante complicado, pero había muchas ilusiones y voluntad política y ha sido un elemento que va a salir adelante”.

La presentación ha sido realizada por el director técnico de la empresa Turismo Ebro Fluvial, Francoise Guisan, que ha hecho un análisis histórico de la navegación en el río “y lo interesante que es volver a navegar por el cauce”. En total habrá cinco barcos de gran capacidad durante la Expo y cuatro después de la muestra. De ellos, dos serán catamaranes con capacidad para 83 personas y 50 comensales. Tendrán 14 metros de eslora y 6,6 de manga. El resto serán embarcaciones más pequeñas denominadas Ebrobús con capacidad para 24 personas. Además, se podrán alquilar otras 15 embarcaciones de para pocas personas que irán a motor, a remo o vela.

Guisan ha explicado que el objetivo de esta empresa es que todo gire en torno a la tecnología electrosolar. “No pueden navegar barcos que no contemplen eficiencia energética y baja contaminación y así se explica en los estatutos de constitución”, ha indicado. Los barcos funcionarán con un motor eléctrico y energía solar. Los paneles estarán en los techos de la Expo y habrá otros en el embarcadero principal, que estará junto al azud y será un edificio bioclimático.

Además de los usos de transporte, la previsión es que después de la Expo se organicen diversas actividades como banquetes de bodas o comuniones, cenas o también actividades como charlas o conferencias. Todos estos nuevos servicios estarán todavía por definir.

Anuncios